La Luna Mezcal
La Luna Mezcal

Maridaje

El arte del maridaje surge durante el siglo XVII cuando un rey europeo inició una campaña para la categorización de los vinos, esto en función de su origen geográfico y de sus diferentes matices.

Dicha tradición continuó como parte de la historia y se convirtió en un ritual, ya que en las grandes mesas reales de la Edad Media se le entregaba una identidad propia al vino, donde un individuo conocedor determinaba la bebida que mejor iba con la comida.

A este acto se le conoce como el arte del maridaje, consiste en crear la combinación perfecta entre un vino y una comida con el fin de realzar los sabores, siendo una tradición que continúa en la actualidad, pero que se ha reinventado en la búsqueda de nuevas combinaciones con otro tipo de bebidas, como el mezcal o la cerveza.

¿Qué es el maridaje?

Cuando se habla de maridaje se hace referencia a la unión armoniosa de dos cosas, en este caso entre un vino y una comida, teniendo como objetivo encontrar nuevos matices y un impecable equilibrio.

Incluso dentro de la gastronomía se considera como el arte de combinar diferentes elementos, potenciando así los sentidos, las texturas, los sabores y aromas de los alimentos con las bebidas.

Tipos de maridaje

Dentro de la experiencia gastronómica del maridaje existen tres tipos, los cuales son:

Maridaje por semejanza

La similitud es parte del objetivo, ya que consiste en unir aquellos sabores, sensaciones y aromas que se parezcan entre sí, puesto que este tipo de armonía busca realzar las cualidades tanto de la bebida como de la comida.

Maridaje por contraste

Este tipo de maridaje busca lo opuesto, es decir, el equilibrio se encuentra compensado por los excesos y las carencias de los sabores, aromas y matices que tengan los alimentos y las bebidas.

Maridaje regional

A diferencia de otros estilos y como su nombre lo indica, el maridaje regional únicamente se enfoca en combinar los vinos de una zona geográfica determinada con los alimentos que pertenezcan a dicha región.

Reglas básicas del maridaje

Un buen maridaje no se logra solo y ha sobrevivido gracias a que existen reglas que hacen de esta práctica un arte, las cuales son las siguientes:

  • Los vinos con mucho cuerpo son excelentes para unirse con los guisos, quesos fuertes, legumbres y estofados.
  • Aquellos que son blancos, secos y ligeros, pueden acompañarse con mariscos.
  • Los tintos jóvenes van con la carne de ternera, cordero, aves, verduras, pastas, embutidos y paellas.
  • Los pescados cocidos, fritos o asados, así como los calamares, las chuletas de cordero y caracoles, van perfecto con los vinos blancos secos.
  • En el caso de los vinos dulces, los patés, hojaldres, bizcochos y postres con chocolate son alimentos que se unen a la perfección.
  • En cuanto a los cavas, estilo Brut, es decir, no llevan azúcar añadido, son un buen maridaje para todo tipo de platos.

Existe el maridaje de mezcal

Como mencionamos, el vino es la bebida tradicional con la que inició el arte del maridaje, sin embargo, con el paso del tiempo esta unión de sabores se ha reinventado y ha pasado a otro tipo de bebidas como el mezcal.

¿Qué es el maridaje de mezcal?

En el caso del maridaje de mezcal, al igual que con el vino, el objetivo es encontrar acentuar los sabores, texturas y todos los sentidos con los alimentos, pero con la diferencia de que se realiza con esta bebida tradicional mexicana, la cual se destaca por contar con notas de agave cocido, de madera y a humo.

Guía básica para maridar mezcal

Antes de probar una bebida como el mezcal, la recomendación general es probar aquellos sabores que nos atraen y usar esto como punto de partida para lograr contrastar o acentuar los matices del licor con los alimentos.

A continuación, te presentamos una guía para tener una experiencia culinaria con los diferentes sabores de La Luna Mezcal:

Mezcal Manso Sahuayo

Gracias a los sabores dulces que deja en el paladar, dicho mezcal puede ser maridado con diferentes alimentos ahumados, como carnes o pescados, asimismo, que cuenten con ingredientes de tonalidades agrias.

Mezcal Chino Silvestre

Este mezcal cuenta con sabores y aromas a limón, pino, hojas de penca y resina, el cual puede crear un contraste perfecto con alimentos que tengan un poco de grasa o con tonos ácidos-dulces.

Mezcal Bruto

El sabor de esta expresión, al ser único, solo se lleva con alimentos más dulces, como los postres, los chocolates semiamargos, el mole, el pastel de calabaza, los frutos secos y los dátiles.

En La Luna Mezcal contamos con los mejores mezcales artesanales y ancestrales, los cuales poseen sabores y aromas únicos que puedes degustar con alimentos y realizar un maridaje en casa, encontrando las combinaciones perfectas para tu paladar.

¡Entra a la tienda de La Luna Mezcal y descubre las expresiones que tenemos disponibles!

Mensajes recientes

Maridaje

El arte del maridaje surge durante el siglo XVII cuando un rey europeo inició una campaña para la categorización de

Ver más »

Deja un comentario